Cata de Aceite

line1



La palabra aceite deriva del nombre árabe az-zait, que significa "jugo de oliva". El aceite de oliva puede considerarse como un producto natural, un verdarero "zumo de frutas" frente a la inmesa mayoría de aceites vegetales, que se extraen de semillas oleaginosas molidas y que por tanto requieren la ayuda de disolventes. Un aceite de oliva de calidad será aquel zumo oleoso obtenido de aceitunas en perfectas condiciones de madurez, procedentes de un olivo sano, evitando toda manipulación o tratamiento que altere la naturaleza química de sus componentes, durante su extracción y en el transcurso de su almacenamiento. Es muy importante saber distinguir entre "variedades de aceite" y "Calidad del aceite", ya que las diferentes variedades de olivos darán lugar a variedades diferentes de aceite y la calidad dependerá de los distintos factores que afectan a su producción, elaboración y almacenamiento. La degustación o CATA es algo necesario para apreciar el carácter y la personalidad de un aceite de oliva. En esta se advierte el aroma y sabor característicos de un aceite, teniendo en cuenta que el color no refleja la calidad del mismo, de ahí que la copa del catador sea de color azulado. El aroma de un aceite de oliva se aprecia calentando ligeramente el vaso y aspirando varias veces sus efluvios para compararlos con los olores vegetales (hierbas, frutas, etc.) En cuanto al gusto, unas gotas bastan para saborearlo. Por regla general, la persona que degusta vierte el aceite en la extremidad de la lengua y después, mediante pequeñas aspiraciones sucesivas, lo desliza sobre el conjunto del paladar y de ahí hacia la garganta. La cata comprende tres fases: Fase olfativa. donde se indican y cuantifican los aromas y su intensidad Fase de boca. en que el catador analiza los atributos dulce (en superficie lengua) amargo (al final de la misma), picante (en la garganta, tras tragar el aceite y respirar para oxigenarlo)y astringente (sensación residual en la superficie de la lengua) Fase retronasal. tras ingerir el aceite, este se calienta a la temperatura corporal